En cuanto a la preparación del terreno se refiere, no escapa al tratamiento convencional que se le daría para una construcción tradicional. Las formas más usuales de fundar esas viviendas son dos: por medio de plateas ó bases aisladas de hormigón armado. Para las plateas de hormigón armado, el método a seguir es el siguiente:

  • Debemos retirar todo tipo de vegetación y tierra que no sea apta para fundar. Para este sistema, es necesario realizar un muy buen relleno y compactación con tosca.

  • Una vez hecho esto, se procede a la jecución de la armadura, que se puede realizar con métodos mecanizados o en obra por personal capacitado. Las proporciones de hierro en el hormigón y espesor de la platea van en función de las cargas a que estará solicitado.

  • Luego se procede al replanteo de las instalaciones de desagües cloacales y todas aquellas cañerías que el proyecto requiera ser colocadas bajo hormigón.

  • Se necesita una perfecta nivelación de los encofrados, ya que el adecuado asentamiento de los paneles de acero -una vez colada la platea- hace que el sistema no tenga diferencia de medidas en los cierres y encuentros de tabiques.

Paralas bases aisladas con viga de fundación, el procedimiento es el siguiente:

  • Al igual que en la platea, se prepara la capa   superficial de la tierra y se procede a la ejecución de los pozos. Estos tendrán la profundidad sugerida por el estudio previo.

  • El método de fundaciones aisladas permite, a diferencia del anterior, realizar posteriormente las instalaciones de desagües.
    Las vigas de encadenado se pueden ejecutar  por debajo o sobre el nivel de terreno. Estas vigas, son las que recibirán las cargas de los paneles estructurales más solicitados.

Como en el caso anterior, es sumamente importante la perfecta nivelación de los encofrados y el acabado del hormigón.


arriba

 

Cno.Gral. Belgrano 5051 - Florencio Varela - Buenos Aires - Argentina
Tel.fax: 4210-0121 /
4881

Desarrollo y Hosting RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones